Nos fijamos metas para muchas cosas; Programamos la compra de algún artefacto electrónico,  el cambio de celular por otro con más opciones, el cambio de residencia, el lugar donde vacacionar y muchas otras cosas más postergando lo más importante que es como atendemos nuestros sentimientos amorosos.

Muchas veces el amor está a nuestro lado y lo dejamos pasar con la creencia de que volverá a pasar nuevamente. Penélopeen la canción de Joan Manuel Serrat se queda esperando en la estación al ser amado que quizás nunca más arribe.

Cuando al amor pase cerca de nosotros lo debemos atrapar “hoy”, porque mañana quizás ya sea tarde. La vida es una sola y los sentimientos son el motor que nos hace escalar montañas, cruzar caudalosos ríos y realizar proezas impensadas y eso solo lo logra el amor por otra persona. El amor es –algunas veces- sufrimiento pero vale la pena vivirlo con intensidad.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: agosto 10, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: