No dudes de mi amor. Te amo a ti.



Cuanto duele que la persona que amamos, dude de la veracidad de nuestro amor y nos enfrente con una pregunta como ¿Tú me amas? Pero aun cuando a nosotros nos duela tanto, tenemos que ponernos en lugar de la otra persona – que también debe sentirse dolido por algo que lo lleva a pensar que el amor se va disipando – y saber manejar estas situaciones para que ambos podamos salir en victoria.

Si tu pareja esta dudando del amor que tú dices ofrecer, quizás – y muy quizás – tú estés fallando en algún punto. Puede que seas poco demostrativo, que seas demasiado “cariñoso” con otras personas, que estés dando lugar a los elogios de tu ex o que te estés mostrando indiferente en cosas que antes te sensibilizaban. Si reconoces algo de esto en tu vida, lo mejor será que empieces a cambiar para poder demostrarle a esta personita tan especial cuanto en verdad la amas.

Y si la duda ya esta instalada en su corazón, no debes enojarte ya que esto los alejara más. Con toda tu sinceridad, dejando el orgullo y la timidez de lado, responde a sus preguntas por obvias y tontas que parezcan. Un ¿Tu me amas? Debe ser suficiente para que tu puedas darte cuenta que la duda esta en su corazón y empieces a trabajar intensamente para salvar tu pareja del fracaso.