Suena como el titulo de una película o de una triste historia “Mendigos de amor”, pero no lo es, es un titulo que describe la situación en la que se encuentran muchas personas, una situación que duele y lastima, una situación de la que deben salir.

 ¿Conoces a alguien que vive mendigando un poco de amor de su pareja? ¿Conoces a alguien que vive intentando que ese amor no correspondido le brinde un poco de afecto? ¿Conoces a alguien que vive triste y desesperado por que alguien que lo ame llegue a su vida? Esas personas pueden ser llamadas mendigos de amor.

Son personas que no saben cuanto valen y en lugar de disfrutar de la vida con todas las bendiciones que cada día les da, la padecen buscando que ese “alguien” les de aunque sea una migaja de su amor.

¡Como duele esto! Son personas que no sabe que para dar y recibir amor primero deben aprender a amarse a si mismo. Nosotros tenemos el mas grande amor dentro nuestro, el amor de Dios ¿Vale la pena mendigar amor de alguien que no nos quiere? Creo que no.

Quizás en alguna parte te sientas identificado con los mendigos de amor y si es así, es hora de reflexionar. Aprende a valorarte y a amarte a ti mismo. No mendigues amor de nadie, porque tienes el amor más grande en ti.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Junio 14, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: