Evita que el amor se convierta en costumbre


Evita que el amor se convierta en costumbre





Cuando se empieza a pensar en la boda, los preparativos y los primeros días de casados se viven con un amor que nos llena de ilusión y nos hace sentir tan vivos y felices que hasta creemos estamos en un sueño del que no queremos despertar… pero ¿Como es que todo esto con los años se convierte el costumbre?

Es el problema de muchas parejas donde la rutina, las obligaciones, el trabajo y el tiempo van apagando la llama del amor y terminan viviendo juntos por una costumbre donde la felicidad y la ilusión ya no existen y poco a poco todo se termina.

El amor necesita de esos “detalles” que aviven el fuego y lo mantengan encendido. Mujeres, claro que tienen que dedicarse al hogar pero denle prioridad al tiempo con sus maridos. Hombres, comprendemos que estén cansados por el trabajo, pero no permitan que el cansancio los hagan olvidar de su mujer.

Salgan a pasear juntos, cenen, hagan un viaje, un pequeño regalito sorpresa, una charla por la noche… son cosas simples que no permitirán que su amor se convierta en costumbre.

 Disfruten de su amor como el primer día o ¿Van a dejar que la rutina termine con todo lo que alguna vez planearon? No los creo tan débiles… ¡Sean felices juntos!