Canta el mar y se viste
de sirena prodigiosa:
esbeltos saltos entre las olas.

Responder