Los seres humanos necesitamos recibir amor y dar amor en todo momento. Aun esas personas que se dicen ser “solitarios” buscar dar y recibir amor de animales o plantas. ¿Te imaginas los niños? Ellos son tan pequeños, tan sensibles e indefensos que necesitan del amor más que nadie en la vida.

Uno puede enfadarse y dejar de amar a alguien que nos engaño, que nos hizo mal, que tuvo malas intenciones con nosotros, pero ¿Qué tanto mal puede hacernos un niño? ¡Nada! No hay razón para mostrarte indiferente ante los pequeños y mucho menos para odiarlo, aunque parezca increíble, hay muchas personas que llegan a tomar represalia en los niños por causa de sus padres, es una locura.

Los niños necesitan de una persona que los ame, los acompañe y los guíe en su crecimiento. Que los corrija ante sus errores, la corrección es amor eso nunca lo dudes pero sin regaños, gritos, ni castigos.

Los niños necesitan de alguien que los aliente, que los ayude a desarrollar sus habilidades y a fortalecer su identidad.

Los niños que no reciben amor por parte de sus padres son los mas propensos a vivir una adolescencia y adultez perdida en vicios y malos hábitos por lo que si quieres un buen futuro para tu niño, comienza dándole todo tu amor.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Julio 11, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: