En una película éxito de hace poco más de una década atrás relata una propuesta indecente de un acaudalado magnate que pretende tener una noche de amor y sexo con una hermosa mujer comprometida y enamorada de su actual pareja. La propuesta es de un millón de dólares por una noche y esta proposición altera la pareja de enamorados que se debate entre la ética moral, el amor, la fidelidad y el bienestar económico.

El final de la historia es la parte más importante de todo el desarrollo cuando la hermosa mujer deja la limusina y se aleja caminando rechazando la propuesta. La pregunta del conductor de la limusina a su jefe- que presenció la escena- fue la siguiente: ¿Porque la dejo ir?, la respuesta del acaudalado magnate –que se había enamorado de la mujer- fue la siguiente: “Porque jamás me hubiera mirado como lo mira a él”.

Muchas veces el auténtico amor se ve reflejado en la mirada.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: julio 12, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: