Tal, como dice W. Shakespeare al soneto 151, hay una estrechísima relación entre el conocimiento carnal y el conocimiento moral. Para decir más o menos el mismo con otras palabras: el sexo puede acabar requiriendo la presencia del amor. Y viceversa: el amor, la del sexo; pero esto último tiene menos interés, porque es una verdad mucho más conocida y más trivial que la otra, que es la que proponía Shakespeare en el siglo XVI y que va en contra de la moral católica oficial.

  • El olvido no es victoria sobre el mal ni sobre nada y si es la forma velada de burlarse de la historia para eso esta la memoria que se abre de par en par en busca de algún que le devuelva lo perdido no olvida quien finge olvido sino quien puede olvidar.
  • Anoche pensando en tí, mis ojos humedecieron, entonces comprendí, lo mucho que te quiero.
  • Un trabajo sin amor es un trabajo sin vida, una vida sin amor es una muerte que pasa por la vida.
  • Al bueno, por amor; y al malo, por temor.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: febrero 18, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: