Desencantos de amor

Los desencantos amorosos se presentan en nuestra vida de forma espontánea. Algunas veces con pequeñas señales y en otras oportunidades de forma violenta que nos convulsiona y nos deja sin aliento. El desencanto o los desengaños son productos propios de nuestro entusiasmo que no nos deja en la persona de la estamos enamorados solo sus virtudes y belleza exterior minimizando, o no dándole importancia,  a los defectos y su pobreza espiritual interior.

En las primeras etapas del enamoramiento todo es perfección y virtud, vemos en el otro solo una parte mínima de su personalidad dejando pasar por alto algunas señales que nos indican que no todo es como pensamos o queremos fervientemente que sea.

Estar enamorado es muchas veces tener una venda que cubre nuestros ojos que la corremos parcialmente para ver solo el lado positivo de nuestro amado. Cuando la venda cae totalmente aparece el desencanto del que somos en un alto porcentaje totalmente responsables.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: diciembre 28, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: