corazon con alas

La libertad es un derecho para todas las personas. Nada como el amor para ser libres. Es un derecho y un deber para todos nosotros el dar la posibilidad a nuestro corazón de desplegar sus alas y volar, soñar, amar, ser amados, ya que todo eso es lo que nos convierte en verdaderos seres humanos.

El amar es un derecho que tenemos, nos hace correr riesgos, ya que las decepciones amorosas son de los peores dolores que puede sentir el alma, pero el ir hacia delante con nuestros sentimientos y no permitir que lo malo nos haga retroceder y convertirnos en personas introvertidas es la clave de la felicidad duradera.

Nadie está exento de la posibilidad de sufrir, pero el dar alas y dejar a nuestros corazones volar en esos mundos de sueños y alegrías a los que solo el amor puede llevarnos será fundamental para poder, con el paso del tiempo, ser personas felices y plenas.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Mayo 5, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: