Soledad-y-tristeza_thumb4

Tras el desarme de una pareja es común que nos angustiemos, y lleguemos a tener una depresión muy grave y hasta puedan surgir ataques de pánico, que surge simplemente por el trauma que nos generó la separación del ser que amábamos.

Este se puede caracterizar porque tenemos un trastorno de ansiedad que genera el no saber como seguir adelante.

Se genera una fuerte angustia, no poder conciliar el sueño, culpa, recuerdos emotivos que generan ataques de llanto.

Los síntomas duran una cierta cantidad de tiempo, tranquila no son para siempre, es cuestión de tiempo de pensar, no es para siempre esta situación, y que tampoco es solución volver con la persona que ya no quiere y que no era lo que vos creías que era.

Es cuestión de poner voluntad y emprender nuevos proyectos, sabiendo que la vida continua y quizás nos espera la persona correcta en algún lugar, y que no lo vemos por este estado en el que estamos sumidas.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: marzo 24, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: