histeriqueo femenino

Muchas veces o por que sale innato de uno o porque nos gusta hacerlo, histeriqueamos a la persona que nos gusta, pero a veces no sirve y se nos termina escapando por que se cansaron del sí, pero no.

Aunque a muchos les gusta este jueguito  y hay gente que puede permanecer largo tiempo hasta que se concrete o quizás digan basta después de ese tiempo.

A muchos les atrae ser así, porque es una forma de ser el centro de atención todo el tiempo, pero quizás esta metodología le funciona por un tiempo, y al poco tiempo le juegue en contra.

Obviamente no  hay distinción de sexo en esta condición, si no que los hombres también juegan a hacerse los tiernos llenan de halagos y a la hora de concretar huyen.

Lo mejor es ser frontal y no andar histeriqueando a la persona que nos gusta, ya que a veces si era para una relación seria, la otra persona pierde todo tipo de interés ante una situación así.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: abril 9, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: