El amor tiene muchas vueltas, es complicado pero a la vez esto es lo que lo hace interesante y atrayente, muchas veces durante nuestra vida creemos estar enamorados, pero ¿Cómo sabemos cuándo encontramos a la persona adecuada? La verdad es que el destino no traza a quien amaremos, sino que nosotros mismos podemos decidir esto.

Al encontrar una persona que nos atraiga físicamente, estaremos cumpliendo el único punto que no podemos escoger. Por lo general no elegimos que tipo de personas nos gustan físicamente, simplemente lo tenemos definido.

Ahora, llega la parte en la que se involucra nuestra voluntad y dependerá de nosotros escoger una buena persona, de entre las que nos atraen. Para ello, podemos tener en cuenta estos puntos:

No tiene que ser igual a ti. Muchas veces, el tener tantas cosas en común, termina en relaciones aburridas, el uno siempre espera del otro algo “sorprendente, excitante o nuevo” pero al ser personas muy similares, esto nunca aparece.

El más importante de los puntos y el que en sí encierra todos los demás: Tu pareja tiene que ser un complemento para ti. Si eres impaciente, tiene que ser paciente, si eres de llegar tarde, tendrá que ser alguien a quien le guste ser puntual y pueda ayudarte a serlo y así con cada cosa, puesto que dos personas al complementarse, luego sienten que se necesitan.

Busca a alguien así, a alguien que es lo que tú no eres y encontrarás a tu persona ideal.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Marzo 15, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: