Enamorar a una mujer extranjera es un arte que pocos saben desarrollar. Las mujeres extranjeras tienen gustos distintos a las locales, y es importante saber que cosas les gustará que sepamos de sus países de origen y costumbres y que cosas nuestras es muy posible que les gusten y sorprendan.

A todas las mujeres les gusta ser escuchadas. Hay que llevar a cabo un ejercicio de atención, escuchando que quieren hacer y conocer de nuestro país o ciudad y sorprenderlas al llevarlas a conocer esos lugares y hablarles de aquellas cosas sobre las que están interesadas.

Demostrar que conocemos del mundo, y no solo de las costumbres y lugares de nuestra ciudad nos hará ver interesantes a sus ojos, y terminaran por enamorarse sin dudas cuando finalmente conozcan a nuestro verdadero yo, pero para esto suceda, todo el ejercicio de seducción lo deberemos de realizar mostrándoles lo mejor de nuestro país y ciudad y mostrando además que nos interesa el suyo.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Octubre 14, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: