En una oportunidad alguien escribió sobre un muro: “Amo tus virtudes pero mucho más amo tus defectos”. Esta frase que puede parecer incoherente tiene mucho significado al señalar que no es necesario ser perfecto para ser amado.

Amar a la pareja es entenderla, saber respetar sus silencios, considerar sus gustos particulares y buscar los puntos en común para compartir momentos. El amor es una simbiosis donde dos seres se alimentan uno del otro sin ocasionarse daño.

Amar a tu pareja es mucho más que la expresión verbal del sentimiento, muchas veces el amor se puede representar por gestos, una caricia, una mirada o la consideración de respeto del espacio del otro sin invadirlo.

Cada uno ama a su manera y es difícil que una recomendación general sea la panacea infalible, todos y cada uno tienen que aprender a amar y respetar al otro y esperar un trato recíproco para que el amor de la pareja perdure.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Noviembre 22, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: