images2

Cuando decimos mentiras o tratamos de ocultar cosas, nos puede llegar a generar un stress, sobre todo cuando hay que sostenerla y agrandarla cada vez mas ante la duda o sospecha de la otra persona

Según estudios realizados por psiquiatras en una universidad de Estados Unidos, dice que las mentiras que se dicen pueden reducir el bienestar físico, y psicológico de la persona que miente.

Los síntomas  son melancolía, dolores de cabezas y dolores generalizados, ataques de ansiedad, llanto sin motivos.

Por que sostener una mentira provoca mucha angustia, quizás a personas enfermas por mentir no sientan nada de esto, pero a una persona normal, que por una cuestión de ocultar algo para no generar una ruptura les duele moralmente tener que sostenerla.

Así que en vez de sufrir por esto recomendamos que blanquees la situación y quizás sea la mejor solución antes de vivir con este sentimiento de culpa



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: Abril 16, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: