Hay muchas canciones y poemas que se inspiran en los amores fugitivos… esos amores que aparecen de repente y que, por ser prohibidos, debe ser “fugitivo”.

Quizás una de las dos partes ya tiene dueño, quizás los dos son casados o quizás son otras miles de oposiciones las que hacen que este amor sea imposible. Pero contra el amor nada puede y entonces, aun cuando el mundo este en contra, si las dos personas están de acuerdo pueden transformar esta relación en un amor fugitivo.

Así como lo dice la palabra, un amor fugitivo es una relación que se lleva a escondidas, no se puede hacer pública, sino que tiene que andar huyendo de los ojos de los demás porque es un amor prohibido.

 No sabemos cuanto puede durar este amor fugitivo, quizás años, quizás un día de la nada puede desaparecer… esto es lo que hace que cada momento se viva con intensidad. Pero así también, que cada momento traiga tristezas y daños en el corazón que pueden ser irreversibles porque saben que esto no tiene futuro pero aun así se hace imposible disfrutar de este amor sin hacerse ilusiones de que un día todo pueda tener un mejor final… es imposible, pero aun así.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: julio 25, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: