Amor complaciente

Cuando se menciona al amor complaciente se lo confunde con las actitudes de las mujeres japonesas Geishas, –artistas preparadas en artes para satisfacer al hombre con vigencias en el siglo XVIII y el siglo XIX y que aun hoy existen como tradición- que tiende a desaparecer. Ser complaciente en el amor no significa una entrega total o un sometimiento al otro sin condicionamientos.

El amor complaciente es estar atentos a los gustos y preferencias del otro e intentar que se sienta alagado y atendido. En la relación amorosa hay que dar y recibir, cuando solo una de las partes da todo de sí y no recibe nada a cambio pueden aparecer en el horizonte los nubarrones del cansancio e ir cubriendo los rayos del sol que iluminan la relación.

El amor complaciente es entrega total sin sometimientos, el amor complaciente es hacerle saber al ser amado que está presente en nuestra mente y en nuestro corazón de manera latente.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Carla Brigitte.
  • Fecha de publicación: octubre 21, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: